sábado, febrero 07, 2009

Hoy pagué 40 BsF por una patilla

No soy muy fanática de la idea de hacer de éste un espacio anecdótico, pero la verdad es que a mi me pasan unas vainas tan "no comunes", que llego a sentir que representan señales divinamente esotéricas que merecen ser escritas.

En fin, la cosa es que hoy estuve por el supermercado haciendo unas de esas "compritas rápidas pa' la semana", y como siempre, a la hora de pagar, mi cuerpo procedió a activar sus sensores estratégicos para localizar a la cajera con el mayor nivel de retraso mental en el mundo -o al menos en el supermercado-. La muchacha se veía bien simpática y todo, con su sombrerito de "Feria de las Hortalizas de Central Madairense/Viva mejor por menos", su cabello decolorado -que no podía faltar-, y su sonrisita de mujer carente de materia gris amable.

Debo confesar que estaba bastante distraída, pues DETESTO ir al mercado y siempre hago lo posible por salir rápido de allí. Por esa razón, apenas pude darme cuenta de que Miss Cajera Tarada International 2008-2009, no se sabía ningún código y me estaba cobrando un melón como si fuese un ajoporro. Entre risa y risa, me aclaró que lo había anulado; así que procedí a pagar sin darle muchas vueltas al asunto.

Al salir del mercado decidí hacer una pausa en mi camino, y comprar, como todas las tardes, mi respectivo "café de la reflexión". Mientras lo tomaba relajadamente, se me ocurrió revisar la factura de mis compras -cosa que casi nunca hago-, porque en verdad me pareció que el golpe de la inflación estuvo bien duro. En eso descubrí que me habían cobrado unos cuantos Kilos de "Nueces del Nogal importadas y carísimas" que, EVIDENTEMENTE, no había adquirido.

Respiré profundo y me dirigí nuevamente a ese establecimiento horrible lleno de comida y gente para hacer mi respectivo reclamo. El señor encargado revisó todas mis bolsas en búsqueda de las benditas nueces, pero en su defecto, encontró una patilla, una vulgar y verde patilla.

Resulta que la dislexia de mi amiga la cajera no sólo hizo que confundiera melón con ajoporro, sino que también pensara que mi patilla estaba rellena con nueces del nogal o que en su defecto, era una patilla en cuyo interior había un genio mágico con cara de nuez, que me iba a conceder todos mis deseos -es lo mínimo que puede hacer una patilla de 40 BsF-.

Lo bueno del asunto es después de UNA CALUROSA HORA llena de disculpas cajerianas/risas generalizadas/chalequeos cajera-cajera/pensamientos suicidas/rencor hacia frutas y nueces/firmas de documentos/aburrimiento extremo, me regresaron el dinero... pero no la patilla.

Después de todo, creo que sí era mágica.

Au revoir!

5 comentarios:

Robert dijo...

Resulta que la dislexia de mi amiga la cajera no sólo hizo que confundiera melón con ajoporro, sino que también pensara que mi patilla estaba rellena con nueces del nogal o que en su defecto, era una patilla en cuyo interior había un genio mágico con cara de nuez, que me iba a conceder todos mis deseos -es lo mínimo que puede hacer una patilla de 40 BsF-

ajajajajajajajajajaja EPIC!!!!... deberias empezar a grabar ese tipo de cosas emmm... peculiares xD

ڸoSuÉ  dijo...

Yo estoy viendo tu estatus en Fb y empecé a preguntar: "¿cuánto están costando las patillas?"

TRODOT dijo...

Te lo dije, era una patilla Magica!

Zenab dijo...

Jajaja, cosas que te pasan a ti y hmmm, a ti xD

Saludos!

Jose Simons dijo...

ok hahah primero no se cuanto mas o menos costara una patilla... pero obvio no creo que 40 bs F...